lunes, 3 de junio de 2013

Bicicletas artísticas




















A Juan Mario Acevedo, presidente de Correcol, le encantan las bicicletas.  No monta, pero las pinta. Son las protagonistas de sus cuadros abstractos, donde siempre respeta la esencia de este vehículo de dos ruedas.

Aunque empezó a pintar recientemente - hace tres años -, su vida siempre ha estado ligada al arte: toca la guitarra desde niño y hace 30 años, piano e instrumentos de percusión.

Se define como “un expresionista total”. Nunca ha sido dibujante, ni pretende serlo y modestamente dice: “no puedo pintar la cara de una persona, pero sí improvisar frente a un lienzo”.

A punta de esta ‘improvisación’ ya lleva 150 pinturas, las  cuales se caracterizan por los fondos con colores vivos, verdaderas explosiones de color.

En Gachancipá, Cundinamarca, está su estudio. Un gran espacio donde se inspira y juega con las formas y los colores, bajo la batuta del profesor Cesar Vallejo. A “jugar” con las pinturas y las bicicletas le dedica los fines de semana, pues de lunes a viernes está en su oficina en Bogotá presidiendo una de las corredoras de seguros más grandes de Colombia.

No pinta por negocio, sino por placer. Por ello, quizá, su sueño es llevar sus cuadros de bicicletas por todo el mundo, que las personas los compren y ese dinero vaya a fundaciones sin ánimo de lucro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada